Un punto más y un partido menos.

Levante y Reus empataron a 0 goles en un partido trabado, donde la igualdad se contuvo en el centro del campo mientras las ocasiones eran escasas a lo largo del encuentro. El líder apretó en los minutos finales para conseguir una victoria que recortaría los plazos del ascenso, pero Edgar Badía detuvo las claras aproximaciones del conjunto granota durante esas embestidas.

Comenzaba el partido con un Levante que dominaba la posesión y profundizaba por bandas teniendo como director de orquesta a Espinosa, pero el Reus se posicionaba firme en la retaguardia esperando contras con las que provocar peligro en la portería de Raúl Fernández. Una triangulación dentro del área entre el pistolero y Campaña que despejó la defensa catalana iba a ser la antesala de las dos mejores ocasiones del Levante en la  primera mitad. Primero Campaña, con un tímido disparo desde el ángulo recto de la frontal del área que atrapó sin problemas el meta del Reus, y después con una mala salida y un mal despeje de Edgar Badía que, tras una sutil peinada de Espinosa, no fue cazada al vuelo por Roger para sumar un nuevo gol en su cuenta particular.

No solamente el partido iba a vivir de los acercamientos del decano del fútbol valenciano, ya que Miramón puso en tensión y en estado de susto a todo el graderío del Ciutat de València. Corría el minuto 40 y el futbolista maño aprovecho el amplio espacio del que disponía para ejecutar desde fuera del área un zapatazo que, en primera instancia, parecía ser inofensivo debido a la alta altura que cogió, pero se convirtió en peligroso cuando empezó a descender paulatínamente hasta el punto de que tuvo que volar Raúl para intentar despejar ese balón envenenado.

Comenzó la segunda mitad siguiendo el mismo guión que se estableció en el primero, donde el Levante se remitió a jugar por dentro aprovechando en ciertas ocasiones las incursiones e incorporaciones en ataque de Toño, pero fallando en el último pase que le diera la llave para adelantarse en el marcador ante una defensa que seguía férrea atrás. Dicho esto, Juan Ramón López Muñiz prescindió de Montañés e introdujo como revulsivo a José Luís Morales, quien tuvo las ocasiones más claras en la segunda mitad con dos disparos desde la misma colocación tras entrar por su banda natural; uno al centro de la portería, y otro más envenenado pegado al palo corto de la portería.

No obstante, la más clara la tuvo Verza con un disparo de falta teledirigido a la escuadra cuando el partido ya estaba en sus últimas andadas, finalizando con una magnífica e imperial estirada por parte del portero barcelonés. El Levante intentó buscar la épica por activa y por pasiva para lograr un gol y una victoria que les impulsara hacia LaLigaSantander, pero se vio oprimido por el notable planteamiento defensivo de Natxo González, que consiguen un punto que les aleja del descenso y les acerca a la permanencia. Del mismo modo, el Levante suma un nuevo punto y camina flamantemente y a pasos agigantados de nuevo hacia la categoría de oro del fútbol español, pero estropea los planes de ascenso en la ciudad de Cádiz.

 

FICHA TÉCNICA:

Levante UD: Raúl Fernández; Pedro López, Postigo, Chema López, Toño; Jason, Espinosa, Natxo Insa (Víctor Casadesús, m. 66), Campaña (Verza, m.86), Montañés (Morales, m.62); Roger.

Reus Deportiu: Badía; Ángel, Olmo, Atienza, Miramón; Lóper Garai, Folch, David Haro, Jorge Díaz (Máyor, m. 78), Carbiá (Victor Silva, m. 63); Edgar (Querol, m. 80).

Árbitro: Valdés Aller, del colegio castellano-leonés. Amonestó al local Natxo Insa (m. 52) y al visitante David Haro (m. 88).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de LaLiga 123 disputado en el Ciutat de Valencia ante 14.207 espectadores.

 

*Foto: LaLiga123