Cómo hemos cambiado

El equipo del Levante UD FS ha cambiado, el equipo dirigido ahora por David Madrid ya no ese equipo que se dejaba ir en los partidos, que desistía en los enfrentamientos contra los grandes de la liga y que salía goleado con derrotas muy abultadas, todo eso ha cambiado.

Tras la destitución de Braulio el equipo ha ido creciendo día a día, la llegada del técnico madrileño le ha dado al equipo granota una nueva actitud, una actitud que ha llevado al equipo a ponerse a un solo punto de salir del descenso empatando partidos tan complicados como con El Pozo en el Cabañal o en casa del Palma Futsal. No se si será que la altura vikinga de David Madrid habrá intimidado a los jugadores pero el caso es que este entrenador con carácter y al cual no le tiembla la mano a la hora de sentar a estrellas como Yeray en mitad de un partido hace esclarecer toda duda que puedan tener de el. Un tipo cercano, conversador y con una actitud inconmensurable hacen de este entrenador el idóneo para esta plantilla.

En arreglos técnicos podemos decir que el equipo ahora sabe a lo que juega. La llegada de Je está dando una continua presencia en ataque y un incansable Cecilio enseñando que no hace falta estatura para ser un jugador duro. Qué decir de la plantilla, todos aportan su granito de arena y todos van a tener su momento, desde Yeray hasta Borja Milán que está con pocos minutos pero que nadie podrá decir que lo poco que juega lo hace con cabeza y sabiendo cual es su misión.

Me pondría a nombrar a todos los jugadores uno por uno y me faltaría halagos que hacer a todos, ya que ningún jugador de esta plantilla sobra ni será menospreciado mientras sea un auténtico profesional y de momento aquí, todos, lo están siendo.

La única pega que podría poner a la llegada de David Madrid es que llegó demasiado tarde, con este míster y con esta plantilla el equipo no estaría ahora mismo en descenso sino luchando por cotas mucho más altas, pero bueno, el destino quiso que llegara en diciembre para incorporarse a nuestras filas, eso si, hemos aprendido una lección, el entrenador es la pieza clave de un equipo sin ellos es como un capitán sin barco, se hunde, pero menos mal, que hemos cambiado… ¡y cómo hemos cambiado!