A 90 minutos de la gloria

90 minutos. Tan solo 90 minutos. El partido que tanto ansiaba y esperaba todo mortal levantinista por fin ha llegado. Toda la impresionante y más que meritoria temporada del Levante Unión Deportiva estará en juego en el partido de la jornada, que ante todo, puede pasar a la impoluta historia de la entidad de Orriols en caso de victoria. Emoción, sentimientos y nervios a flor de piel por parte de la parroquia y familia granota. En frente, un Real Oviedo con ganas de victoria y de retrasar un ascenso más que predecible, para seguir firme en la última plaza que da acceso a jugar la ruleta rusa de los PlayOff a la LigaSantander.

Por parte del incondicional líder de la categoría, un punto ante el Cádiz y un gol sobre la bocina del Numancia la pasada jornada fueron los acontecimientos que han originado el partido del ascenso; partido marcado en rojo por parte de todos los levantinistas pese a no haber tenido una fecha fija.

Una sobredosis de catarsis tras el dolor y tristeza que supuso el cruel descenso, ha sido la clave fundamental para buscar sin descanso alguno el regreso a la máxima competición del fútbol español por la vía rápida, donde están a punto de regresar casi un año después tras la tragedia en la ciudad de Málaga. Para certificar la heroica, el doctor en fútbol Juan Ramón López Muñiz, dispondrá de toda su plantilla para el partido de hoy, destacando el retorno de Natxo Insa tras cumplir ciclo de amarillas y la duda de si Postigo estará disponible para jugar tras las molestias que arrastra en la espalda desde el partido ante el Cádiz.

Por parte del Real Oviedo, llegan a su cita en el Ciutat de València tras cosechar un punto la pasada jornada ante el Huesca; punto que sirvió de poco ya que el equipo de Anquela amenaza más nunca las opciones del cuadro azulón por disputar las eliminatorias de promoción de ascenso al estar a tan sólo un punto. Por ello, y viendo que su principal rival directo recibe al Rayo Vallecano, el equipo dirigido por Fernando Hierro no quiere acudir al partido para ser uno de los invitados a la fiesta local, y por ello defenderá con uñas y dientes su sexta plaza. Pese a ello, no podrá contar con su línea de centrales habitual (Héctor Verdés y Christian Fernández), y se antoja como titular un futbolista que estuvo en la agenda de Tito en los dos mercados de la actual temporada: David Costas.

Un recibimiento caluroso y masivo, un gran tifo y 24.000 banderas que serán agitadas nada más pisen los jugadores el terreno de juego, serán los eventos previos de un partido que puede quedar marcado en todos nosotros, inoculado en nuestras retinas y grabado como inolvidable recuerdo en nuestra memoria. Un partido para la historia. El Levante Unión Deportiva- Real Oviedo.

A por el ascenso.

Foto: Levante UD.